[google-translator]

Entre besos y abrazos roban ahora en el centro de Tegucigalpa


Bromas, besos, abrazos y risas se gastan entre ellos grupos de jóvenes, varones y hembras, para despistar a sus potenciales víctimas de asaltos en el centro de la capital.

Esas supuestas expresiones de cariño ente estos jóvenes y chicas es el nuevo “modus operandi” de las bandas de ladrones que se llevan asaltando a personas que transitan por las calles del centro de la capital y las más vulnerables son estudiantes, empleados de bancos y de comercios, entre otros.

Ocultando sus rostros con gorras se ubican en las cercanías de las agencias bancarias, supermercados y de las comidas rápidas, se encuentran diseminados en puntos de mayor afluencia de personas. Van despacio pasando inadvertidos, tocan a la gente y abren lentamente las mochilas y carteras y despacio van sacando los celulares que suelen ser el objeto que más roban en ese sector.

Estas bandas de ladrones atacan principalmente a las personas que andan distraídas y están sumidas en sus propios pensamientos.

La temible Mara Salvatrucha (MS-13), retornó supuestamente a comandar el narcomenudeo en el centro de la capital y alrededores, quitándole el “trono” que tuvieron “Los Chirizos”. Tiene gente que se encarga de los asaltos que despoja de sus pertenencias a diferentes horas del día, arrebatando carteras, mochilas y celulares a todo el que va a pasear o trabajar.

A pesar que en el centro también hay presencia de los miembros de la Policía Municipal, algunos se las arreglan para no ser detectados cuando cometen los atracos.

Otra de las modalidades es que se acercan a preguntarle algo a los “afortunados”, los abrazan y les advierten que no intenten nada porque hay más cómplices adelante, otros se les acercan ofreciéndoles productos para proceder a quitarles todo lo de valor que llevan.

Los delincuentes se sientan en las bancas para vigilar a quienes pueden llevar dinero, un buen celular y en los casos de las mujeres a las que andan con una lujosa cartera de marca.