Anke Doehm fue repudiada fuertemente al volver a San Pedro


La semana pasada Anke y David Doehm obtuvieron la libertad bajo fianza de la Corte Suprema, a pesar de los gritos de protesta en las afueras del tribunal y de las objeciones de la Oficina del Fiscal. Tanto el fiscal como el público creen que ambos representan un alto riesgo de fuga, después de ser acusados de “crueldad contra una menor de edad” por la muerte de su hija adoptiva, Faye Lin Cannon.

Anke Doehm recibió su fianza ese mismo día, pero no así su marido, David, por lo que éste fue llevado de nuevo a la cárcel. Se esperaba que ya hubiese sido capaz de cumplir con la fianza, pero hemos confirmado que, al cierre de esta nota, todavía está bajo custodia.

A raíz de lo ocurrido con Faye, los Doehms no son muy apreciados en San Pedro en estos momentos, y han abandonado la isla, según lo que sus abogados le dijeron a la corte cuando el juez quería averiguar qué estación de policía sería más conveniente para que ellos se reporten, como parte de sus condiciones de libertad bajo fianza.

Finalmente se supo que se han trasladado a la ciudad de Belice, y después de lo que ocurrió con Anke en San Pedro el último fin de semana, el salir de la isla resultó ser una buena decisión, porque Anke Doehm tuvo que volver brevemente a la isla, y tan pronto como salió del barco, fue acosada por decenas de residentes que comenzaron a gritarle y a lanzar insultos y acusaciones contra ella.

Parte de lo ocurrido fue grabado en video por los colegas en Ambergris, pero, por razones legales, el video fue editado, aunque aún se puede apreciar claramente los niveles de rechazo hacia su persona, ya que varios de los residentes le gritaban que ella es un monstruo, que no la quieren ahí, que salga de esa isla, que gente como ella no merece estar en este mundo, etc.

Los Doehm deberán presentarse de nuevo ante la Magistrada Jefe Ann Marie Smith el próximo jueves 24 de agosto.