Funcionario ministerial mató a un amigo suyo a golpes y patadas


Errol Smith mató a patadas a uno de sus mejores amigos, Marlon Peters, el cual, igual que él, también trabajaba para el Ministerio de Obras Públicas de Cayo.

Según las primeras investigaciones, Peters, de 38 años, estaba pasando el rato con Smith en la calle Maxi, tomando y conversando como lo hacían casi siempre al salir del trabajo. Sin embargo, de manera inesperada, comenzaron a discutir muy fuerte, y la discusión pasó de la agresión verbal a la agresión física.

En un momento dado, según un vecino testigo del caso, Peters intentó irse del sitio, pero Smith lo retó diciéndole “si de verdad eres un hombre quédate donde estás”.

Peters se detuvo. Y Smith se le fue encima sin dejar de insultarlo. Y de pronto comenzó a golpear su cara y su cuerpo y se puso muy agresivo pero Peters no se defendió, ni siquiera alzó los brazos para protegerse de la ira de Smith.

Y después de varios minutos de golpiza, Peters cayó en el piso del patio, y Smith, en vez de dejarlo en paz, comenzó a darle patadas por la cabeza, y finalmente le dió con su puño un golpe demoledor a la cara de Peters.

Peters entonces quedó totalmente inconsciente. Una oficial de policía que vive cerca hizo acto de presencia y descubrió a Peters en el piso, en la entrada de su casa, inconsciente y desangrándose. La oficial trató de revivirlo pero no fue posible.

Cuando decidieron llevarlo al hospital, el mismo Smith cooperó diciendo que él no quería que pasara eso, y cosas por el estilo. Estaba impactado al ver que Peters no daba señales de vida.

Peters sobrevivió a la paliza y debido a los extensos daños en su cráneo debido a las patadas de Smith los médicos decidieron colocarlo en un coma inducido. Peters sobrevivió una semana en ese estado pero finalmente murió esta semana, dejando huérfanos de padre a un varón y a una hembrita, ambos menores de diez años. También deja viuda a su esposa.

Smith, que se entregó a la policía, está bajo custodia esperando la presentación de cargos en su contra.