Absueltos por caso de taxista asesinado


Dos jóvenes del pueblo de punta gorda fueron absueltos por el tribunal supremo de justicia en el caso del asesinato del taxista Antonio Rodríguez, originario de Elridgeville, hecho ocurrido  el 15 de diciembre de 2015.

Albert Valentine, de diecisiete años, y un menor fueron acusados ​​de la muerte de este trabajador del volante. El cuerpo de rodríguez fue encontrado con múltiples heridas de arma blanca en su taxi cerca del Joe Taylor Creek bridge en la entrada a la ciudad.

Al parecer rodríguez, un ex soldado, recogió a la pareja para llevarlos a su lugar de trabajo. Lo que comenzó como un supuesto robo se convirtió en asesinato cuando, según Valentine, el menor comenzó a apuñalar a rodríguez con un cuchillo en el vehículo antes de huir. Sin embargo las declaraciones de Valentine y otros testigos fueron descartadas como evidencia. 

 Richard “dickie” Bradley, abogado de Albert Valentine, explicó que  la policía  debe probar que obtuvieron una confesión sin violar los derechos de una persona sospechosa o que está siendo arrestada y acusada, y las autoridades no pudieron hacer eso.  Además según la ley  cuando dos personas son acusadas penalmente de cometer un mismo hecho delictivo, la evidencia de un acusado no puede ser considerada contra el otro, excepto contra sí mismo.El menor de edad salió en libertad, mientras que Valentine fue llevado nuevamente tras las rejas a la espera de la resolución de otro  cargo de asesinato que reposa en su contra en los tribunales.