Familiares de periodistas ecuatorianos asesinados piden esclarecimiento del caso


Luego del secuestro y muerte de los trabajadores del diario El Comercio, el periodista Javier Ortega, el fotógrafo Paúl Rivas y el conductor Efraín Segarra, a manos de guerrilleros disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias Colombianas (FARC), los cadáveres todavía no han sido devueltos y oficialmente se cree que están en territorio colombiano.

Una de las hijos de las victimas, Cristian Segarra, afirmó que “Queremos pedir que nos ayuden en la recuperación de los cuerpos para que podamos darles una sepultura digna”, afirmó a la prensa.

Segarra y un hermano del fotógrafo Paúl Rivas encabezan la delegación de los familiares que llegó a Bogotá, donde se reunieron con Santos, el vicepresidente Óscar Naranjo, la canciller María Ángela Holguín y el ministro de Defensa Luis Carlos Villegas con el fin de solicitar un esclarecimiento del caso

Recordemos que los rehenes fueron llevados al lado colombiano de la frontera y asesinados en cautiverio. Quito confirmó su muerte el 13 de abril, tras la divulgación de unas fotos que hicieron llegar los captores.

Los familiares y organizaciones de prensa han cuestionado la actuación de los dos gobiernos, a raíz de la información contradictoria que ofrecieron durante la crisis.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) conformó un grupo de investigación para determinar lo sucedido con Ortega, Rivas y Segarra.